2 sept. 2008

¡SEGURO!

El tiempo nos dirá lo que fuimos.
Y en que nutrimos las madrugadas,
si fuimos amigos, de todo o de nada.

Si fuimos arquitectos de espantos,
en estas amplias playas zaheridas.
O en aquellas losas ahuecadas.

Cuando brotemos en el desierto
Entremedio de flores pálidas.

4 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) dijo...

Bellísimo poema. Felicidades. Jeje si te fijas bien en la foto no vamos de vampiros o seres de la noche.
Besos.
Carmen

Manel Aljama dijo...

Me encanta las imágenes que haces no sólo en un verso, sino en la estrofa entera:
"Si fuimos arquitectos de espantos,
en estas amplias playas zaheridas..."
Manel

maría magdalena gabetta dijo...

el tiempo siempre tiene la última palabra. Hermosos versos y con fuertes imágenes. Un abrazo. Magda

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

El tiempo pone cada cosa en su sitio. Es un juez implacable, que nos pide cuentas de lo que hemos sido y de lo que hemos hecho.
Me encantan tus versos.

Un abrazo.