21 sept. 2008

QUIETUD

El día se queda quieto,dormido,
entre nubes amarillas...
impregnándonos en sopores
de los alientos condensados
dulces y suaves del sueño.

Caramelo que nos cristaliza.

Y me subo sobre ti,
para emprender el vuelo
perfumando al viento.
Que es como el vino
y nos embriaga tiernamente.

Entonces el tiempo se detiene,
entre besos y abrazos...
en el espacio de tu cuerpo y el mío.


5 comentarios:

Dante dijo...

Hermosas letras para recorrer ese momento donde dos cuerpos se funden y detienen el tiempo. Muy bueno. Fue un gusto leerte. Como siempre. Un beso.

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) dijo...

"Caramelo que nos cristaliza" Me encantó esa frase, es dulce, bella.Me gustó mucho el poema.
Besos amiga.

Carmen

Dharma dijo...

Precioso Soleta!

Me emocionó mucho leerte de nuevo y mucha más pasearme por tu bonito blog. Te mando un fuerte abrazo con todo mi cariño.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Bellas palabras para describir la conjugación del verbo amar, donde el tiempo se detiene para prolongar acto tan placentero, entre dos cuerpos que se funden en uno solo.

Un placer leer este lindo poema. Un abrazo.

Sonia Antonella dijo...

Dante,dotore...muchas gracias por tu comentario.

Monelle querida...gracias,siempre por esta aquì.

dharma,mi niña dulce,como siempre es muy grato para mì contar con tu presencia....muchos besitos al bebito!

Gregorio,mi buen amigo...siempre es emocionante tenerte entre mis humildes letras.



besitosssssssssss muack!