27 sept. 2008

MAREJADAS

Las marejadas de la pasión
¡Bravía!
Que vienen y van, van y vienen...
nos encienden, quemándonos,
por dentro,
en orgásmicas flamas, de febriles ganas.


Y sentimos el parpadeo
¡Estremecido!
de nuestros cuerpos de invierno,
amándonos con renuevos.
Olvidando
los cansancios , que se han quedado lejos.


Sólo existimos tú y yo,
aquí, en nuestro tálamo,
sumergidos en un mar de deseos.

5 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) dijo...

Un final hermoso para en bello poema. Es muy bueno. Enhorabuena.
Besos amiga.

Carmen

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Más que marejada, es un maremoto de pasión, este poema de amor, que sigue en la línea de tus últimas publicaciones. >sólo existimos tú y yo< Este verso define el poema. En el amor bien entendido, sólo hay dos; ella y él, él y ella: tú y yo.

Un abrazo.

Manel Aljama dijo...

Me quedo con la conclusión, tras la marejada/tormenta, el remanso de paz: "sólo existimos tú yo..." "Sumergidos en un mar de deseos"

Dante dijo...

Apasionados versos, preciosa. Hermoso poema. Un beso.

Sonia Antonella dijo...

Guauuuuuuuuuu!!Ha pasado tanto tiempo desde que escribí este poema y recién me doy cuenta de estos comentarios tan pero tan apasionados ,como aquellas marejadas, mil gracias amigos de siempre!!

besitos
soni