2 sept. 2008

AL DESPERTAR

...Despertar y no tenerte,
eso sí que ha dolido.


Y se enlutó mi alma

impregnada de soledad,

y se desdibujaron mis alas,

en los sueños obtusos.



Al quedar mordiéndome

tus palabras embrujadas,

con un desgarrado mohín

amargo de impotencia.


¡Como si fuese un aullido largo

dando vuelta al sol...!

Sí...

Despertar y no tenerte,

eso sí que ha dolido.





4 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) dijo...

Tienes razón, cuando dices que despertar y no verte eso si que ha dolido. Es uno de los dolores más fuertes. Me gustó mucho.
Besos.
Carmen

fonsilleda dijo...

Agradable rincón que estoy descubriendo. He elegido este texto para un primer comentario porque me parece precioso ese "despertar y no tenerte, eso sí que ha dolido", me parece enorme, cargado de sentimiento, de verdad, de añoranza y de poesía.
Espero volver por aquí frecuentemente.
Para que te des cuenta de porqué aterricé por aquí, en algún lugar me presento como Trasdeza.
Bicos.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Despertar y no tener a la persona amada, debe de ser muy duro, debe de doler mucho. La tristeza y la añoranza, duelen.
Bellas letras Sonia.

Un beso.

maría magdalena gabetta dijo...

Sonia, cuando leí esta poesía me corrieron escalofríos. Es hermosa y sin embargo tan triste. Un abrazo mi amiga linda y gracias por tus visitas. Magda