30 sept. 2008

ANIQUILACIÒN


Como una ducha mortal
fueron, tus jugosos besos
derramados en mi piel,

yermo campo de exterminio,
en un sublime frenesí
de tortuosos caminos.

Y como arena derrotada,
yo me voy, en la sístole,
de las olas enfurecidas...

Amplios brazos del displacer.
Para sutilmente abortar,
el espantajo de la tristeza.





Dibujo de: Greg Titus

4 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) dijo...

Contundente, fuerte, muy intenso. Así debería ser siempre el amor, vivirlo con la intensidad de un fin anunciado aunque no sea cierto, pero por si acaso, siempre al límite. Me gustó mucho.
Besos.
Carmen

Dante dijo...

Apasionados versos, preciosa. Acompañados de imágenes increíbles. Un gustazo leerlos. Beso.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Ardientes versos, Sonia. Pero... El amor no aniquila, extasía.
Bello poema. Un beso.

Sonia Antonella dijo...

monelle ,dante,Gregorio...miles de gracias por sus comentarios y por estar aquí.



besitos