26 mar. 2013

MI VIDRIOSA MEMORIA




Trasportando por albores 
y blancas sendas de gloria,
a mi vidriosa memoria,
yo la salvo de temores.
 
Y una eufonía de grillos
sutilmente me acompaña,
al amanecer con saña. 
Iniciada tal chiquillos.
 
Y que conciertan cual hados
inocentes y a destajo, 
en su tierna edad lozana,
 
plenos y regocijados
con la vida. Y yo me encajo,
los ayeres y el mañana.



1 comentario:

Anaïs Nin dijo...

Somos por lo que fuímos, por lo que vivímos y experimentado, pero seguimos caminando.
Vidriosa no se, pero llena de mucho sentimiento, sin duda.
Me encantan tus poemas.