17 ene. 2009

LA LUZ DE LAS LUCIERNAGAS

Lógicamente, sabía que leía algo que ya había leído, quizás hace miles años luz, pero no tengo remedio, soy lenta como un caracol. El entendimiento me llega como un flash, como la luz de las luciérnagas. Y claro, Julio era Julio y también Lucas. Me cuesta entenderlo. Pero con mi enciclopedia? ¡ja!

No me siento, como lo he proclamado a los cuatro vientos, una analfabeta decrepita y mediocre, escondida en las sombras que se oculta detrás de una cortina rota. Al contrario, me siento como en Candilejas. La anteúltima película de Chaplin ¿La recuerdan? Así, también siento, a los que escriben en este foro.

Las decepciones llenan mi esencia de optimismo y de humildad. Y de hacer lo que mi corazón quiera, para seguir teosofando o filosofando, sin rendirle cuentas a nadie.

Alguien a quien yo creía "mi amiga" me dijo: salte de ese foro. Te hace sufrir. Y es cierto, sufro, amo, reconozco a los grandes, en las letras de los maestros, y les digo: ¡Oye tú! Ya cache el mote. Quizás se habrán dado cuenta. Y luego, me hago la loca y les dejo cualquier sentir... ¡hasta de la crisis económica! También me hace reír y sobre todo, sentir. "Sentir intensamente."

Es que ser una nortina de tomo y lomo es un estipendio; significa estar soliviantada de sol. Y el sol es luz, y la luz alumbra como las luciérnagas en una noche cerrada. Y yo, estoy hecha de ella, día a día la recojo, la reparto y el resto la guardo para mí. La otra, la inventó Thomas Alva Edison.

No le temo a las cucarachas del tiempo, ni ser una aguafiestas. Sin embargo pienso, que todos, ¡Todos! Somos luciérnagas, y volamos confiados, por sus rayitos de luz, sin caernos en un barranco sin fin.

Sé que aún me quedan sueños, pero ¡por nada del mundo quisiera ser una escritora! Uno de ellos, es dar un abrazo postergado...Y el otro es, caminar por el valle de los reyes de la mano con Tutankamón.

Ahhhh, y no piensen que estoy escribiendo una historia o un cuento, no, no, no, no. Sólo son palabritas espontáneas que se me escapan, de repente, como mi alma.

Gracias, miles de gracias. Infinitas. ¡Maestros!...ojalá, este año que viene, le coloquen a este maravilloso foro, un numerador. Para comprobar cuantas veces se lee...y el que no lee. No sabe el estrato que se está perdiendo.





Dedicado al foro de mis amores "Vamos a contar historias" Especialmente a Monelle.

9 comentarios:

Monelle/Carmen dijo...

Gracias Sonia, te agradezco la dedicatoria, aunque ya hace mucho que lo dejé sabes bien el porqué. No dejes que te suceda lo mismo, no merece la pena. La labor está hecha; si continua es por que las cosas que se afianzaron, aunque hayan mucho que se sigan mirando el ombligo, satisfacen a muchos, pues un placer es leer y escribir sobre aquello que nos gusta y dónde nos apetece. Sabes que no abandone el juego, sí el lugar, pues lo que bien ha crecido en un espacio no tiene por qué quedarse estancado, ni enterrado. El tiempo ha pasado, las heridas se cerraron, y queda el recuerdo de las cosas buenas que salieron de ese sitio. Los amigos sobre todo. Fue sencillo saber quiénes eran. Amigos como tú.
Ahora más que nunca me siento como esa luciérnaga, repartiendo mi brillo de uno a otro espacio, pero sigo brillando. No dejes pues que consuman tu luz blanquecina, sincera y pura.
Besos.
Carmen

Dante dijo...

Me gusta leerte asi. Llena de vida y con la alegria brotando en cada letra. Me gusta. Besazo, preciosa.

Balteu dijo...

¡Ay Soni, quien tuviera la palabra adecuada! No sé qué decir a todo cuanto pones aquí, pero sí sé que puedes ser tu, tú misma sin rendir cuentas a nadie, haciendo, escribiendo lo que quieras, siendo la luciérnaga que brilla con luz propia o paseando por el valle del Nilo, de la mano de Tutankamón y déjate de maestros, que esos también tienen mucho que aprender, porque hasta que uno se muere se está aprendiendo, pues siempre hay algo nuevo que no conocemos.
Espero y deseo seguir contando con tus letras, para disfrutar con ellas y mientras con mi admiración te dejo…

Un bico.

Sonia Antonella dijo...

Monelle:
Mi querida amiga de lejos, me alegro que te haya llegado el mensaje, sabes la profunda admiración que te tengo....y que le tengo a los maestros.(maestro, para mí ,es aquel del cual yo aprendo)no es necesario que tenga un posgrado o sea una hormiguita de la lengua, o simplemente un aprendiz.
Maestro es el brilla con luz propia, como las luciérnagas... Querida, ese foro, como dijo Joancito es ya historia. Y tú también formas parte de ella.
Sé que sigues y seguirás volando y brillando en otros espacios. Y como tú dices: “Los amigos sobre todo. Fue sencillo saber quiénes eran”. No te preocupes a mí no me sucederá nada…pues yo, soy libre y brillante como el sol de día y como las luciérnagas de noche. O sea como la luz! jajajajajja

Un fuerte abrazo y muchos besitos.
Sonia

PD: Dale mis saludos a tota y a sur,dile que los amo! Y que yo no olvido…(No sé que sucede, me es imposible entrar en calabaza), pero te tengo aquí.


Muack!

Sonia Antonella dijo...

Dante:

Mi querido dotore...tus letras siempre son gratificante,gracias por acercarte y sobre todo por tu gran humanidad.

Yo siempre estoy alegre,amigo...tengo a mi ángel rosado conmigo.


besitos

Sonia Antonella dijo...

Balteau:
Gracias,corazón por tus bellas palabras y di lo que quieras ,siempre!
Te estoy leyendo en el forito...Me gusta que te atrevas,ya verás que muy luego se te convertirá en una adicción,pon mucha atención a los consejos.
Ecco,como dices tú,ellos también aprenden,porque todos somos luciernagas!

Gracias por estar aquí.


besitos
Sonia

esteban lob dijo...

Hola Sonia Antonella:

Me postulo, humildemente, para que me aceptes en el club de luciérnagas.

Un abrazo.

Sonia Antonella dijo...

Querido Esteban:
Tú no tienes que postular a nada...llegué por casualidad a tu blog.
Y me dije: Madre mía si este es el periodista y locutor que mi padre admiraba!
A él le gustaba mucho el futbol...y te seguia.Ahora lo hago yo.

Ya ves,eres una luciernaga brillocita.

Gracias por acercarte.


besitos

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Ya sabes querida amiga, que nunca he escrito en ese foro, como casi nunca escribo en otros. Pero creo conocerte suficiente, para saber que tu luz no es fácil de pagar, que eres un astro con luz propia, capaz de iluminar tanto, que puede minimizar la luz de todas las luciérnagas del mundo juntas.
Creo también, que tus textos son buenos, entre los buenos de cualquier foro.
Es por eso que, aunque un poco tarde, te animo a seguir escribiendo sin hacer caso a esas voces discordantes que aunque suenen es mejor no escuchar.
Me ha encantado leer tu texto.
Un beso.