28 may. 2008

SOMBRAS


  • Las sombras, hablan sin tocarse nunca
  • ni siquiera a las órdenes de los esbirros
  • se esconden detrás de las ventanas,
  • o en los bosques de las pasionarias.
  • Las sombras, caminan silenciosas
  • una al lado de la otra, bajo el calcinante sol
  • en dudosas mañanas de cantos afilados,
  • con las manos en los bolsillos del alma.
  • Ellas se pierden irremediablemente
  • al hundirse el sol, en el gran piélago azul;
  • cuando enmudecen las gaviotas.
  • Para reaparecer, con la luz de las farolas.

No hay comentarios: