30 jul. 2012

LAS SEÑORITAS...


“Las señoritas de Avignon” de Pablo Picasso





Zarandean las caderas sin normas,
al ritmo pausado de los tambores.
Rompiendo tabúes en los albores,
lujurioso el ojo, capta las formas.

De sus frentes pequeñas ocultadas,
el hircismo rueda por las barbillas
pictóricas, caen en las tablillas
de un burdel. Y desnudas, deformadas,

cúbicas del sol se les ha guardado,
y de las cantinelas poligámicas,
en un rectángulo negro de esferas.

En un teñido vidrio dislocado,
observan, sus retinas oceánicas
con primor, a la historia y las esperas.



5 comentarios:

Mónica dijo...

Caray que mala soy yo para descifrar el mensaje de los poemas pero creo que en esta ocasión he sablido lo que quieres decir y las mujeres a las que describes...

Besotes

Sonia Antonella dijo...

Mónica:

Mil gracias por tu comentario,eres amable.


besitos
soni

Auroratris dijo...

Has conseguido sacar la belleza de esas danzarinas. Precioso poema, Sonia!!
Un abrazo.

Manel Aljama dijo...

Las señoritas de Avingon eran ciertamente las muchchas de un burdel de la calle Avignon de Barcelona. Era el siglo XIX, el de la revolución industrial, las colonias.. Los pintores y los artistas en general en esa época eran considerados un poco antisociales. Los burdeles eran muchas veces como una isla, com un refugio en medio de las máquinas.
Tu poema parece ver el cuadro con los ojos del pintor!

Luis García dijo...

Fantástica descripción poética de una obra de arte, Sonia.
Un soneto muy trabajado y natural.
Besos