28 may. 2009

EQUINOCCIOS


Entre versos y palabras...
que el río de tu boca cantaba
se perdieron mis labios en tus radas.

en tus ojos ávidos de ternura,
puse los míos, apasionada;
en nuestro rojo y fantástico romance.

Y en los continuos equinoccios.
Entibiaron los sueños, las estrellas

1 comentario:

Manel Aljama dijo...

Bonito poema de entrega total, pero mutua pues son equinoccios, y el día y la noche, él y ella son iguales, son uno.