3 sept. 2010

DE CUIDADO


 "El significado de las mariposas esta muy relacionado con la mujer, en la etapa de la pubertad que se transforma de niña a mujer.La vida de la mariposa es un camino hacia la belleza que comienza en el capullo hasta la hermosa mariposa. Una vida efimera pero llena de belleza y naturalidad."



Siempre sucede en los momentos menos esperados: justo cuando estábamos por salir al recreo me comencé a sentir extraña. Me dolía la barriga. Entonces fui en busca de mi hermana que estaba en un curso inferior al mío."Acompáñame al baño para hacer pipi", le dije. "Ays, soni, si ya eres grandecita; ya tienes tetitas, ¡anda sola!"


Ese día como que a mí me dio un presentimiento y me puse la odiosa enagua que mamá nos obligaba a mi hermana y a mí a usarla.

Al bajar mis calzones descubrí que me había llegado mi primera menstruación. ¿Qué hacer? No estaba preparada, y la jetona de mi hermana no estaba conmigo. Entonces recurrí a la famosa enagua, al menos hasta que llegara a casa.

Yo cursaba el sexto año de primaria. Sabía que me podía suceder en cualquier momento, como nos decía mamá.

"Estás rara", me dijo mi hermana, con una risita llena de nerviosismo. Ya le había comunicado el acontecimiento. Cómo no estarlo, si ante un hecho de la naturaleza no sólo mis hormonas me transformaban, y comprendí que ya no debía andar encaramándome en la higuera, ni tampoco a jugar a los caballitos pichón, ¡menos! tirarme en un cartón guarda abajo en las dunas de la pampa. ¡¡Me compliqué toda!!

Estuve durante toda la mañana cabizbaja. ¿Qué haría con mis monitas de papel y mis casitas de vidrio que recogía del basural?

Al llegar a casa, mi hermana corrió para contarle a mi madre. Ella me miró sonriente, me dio un beso y me dijo: "Ya te has convertido en mujer. Por lo tanto, ven conmigo". Me llevo al cuarto del lavado. Tomó detergente y una escobilla de ropa." Desde ahora en adelante mi mujercita se lavará todos los días sus calzones. Comenzarás con la enagua", me ordenó.

Ahí comprendí, de un solo porrazo, que algo había cambiado en mí, además de haberme convertido de niña a mujer tenía que cumplir con otros deberes.

En la hora de almuerzo, mi padre ya enterado, se levantó de la mesa. Nos miró a todos profundamente y con una sonrisa de oreja a oreja haciendo ruido con su copa dijo: "Niños vamos a brindar por su hermanita Soni porque hoy, la niñita, se ha convertido en mujer. Y ya está de cuidado."

12 comentarios:

MURIOLAMAGIA dijo...

Holaaa.

Creo que episodios como el que cuentas los habré sentido con algunos variante unas cuantas veces por ello me di cuenta que cuando llega ese dia para un niña que empieza a darse cuenta de la grandeza del cambio de niña a mujer, siempre deveria haber una madre cercana para apàciguar lo mil apuros y para con una sonrisa hacerla saber que ser mujer es algo tan maravilloso que siempre recordará con alegria el dia del cambio.

Mi mejor sonrisa para ti.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


TE SIGO TU BLOG




CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...


AFECTUOSAMENTE
SONIA

ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

José
Ramón...

Pilar dijo...

No entiendo que la pubertad se vea como un castigo, ¿adios a las ilusiones hola el trabajo "propio" de mujeres?

La menstruación no puede ser la frontera entre la libertad infantil y el sometimiento femenino.

Rescata tus sueños!!!

Anónimo dijo...

.

Sonia Antonella dijo...

MURIOLAMAGIA:

Mil gracias,por tus bellas palabras,leerlas emociona,recuerdo con mucha alegría ese cambio que mencionas,fue emocionante ponerse nuevamente en el lugar de esa niña.


besitos
soni

Sonia Antonella dijo...

Juan Ramon Santan Vazquez:

Que lindo poema me has dejado.Muchas gracias por tu comentario.


besitos
soni

Sonia Antonella dijo...

Pilar:
Interesante reflexión que me dejas...exacto!! Tú lo has dicho.La pubertad es una etapa maravillosa...así fue la mía,o sea la de esa niña ,que sintió el alma repleta con el amor y la preocupación que le entregaron sus seres queridos.


El papá de esa niña,era muy recatado y cuidadoso con sus hijas...cuando decia "está de cuidado",era porque temía que algún maluco les hiciera daño.Algo así por el estilo.


Besitos
soni

Mirache dijo...

Quiero informarte que el blog de poemas de Mirache al cual seguías, ha cambiado de dirección a

http://blog-mirache.blogspot.com/

Si quieres seguirme nuevamente estás cordialmente invitado.

Saludos
Mirache

Sonia Antonella dijo...

Mirache,muchas gracias por avisar...

Te sigo.

besitos
soni

Anhermart dijo...

Al leer tu escrito ha venido a mi memoria algo que mi hermana menor me contó hace años: Cuando tuvo su primera menstruación no estaba avisada por mi madre. La pequeña no tenía la menor idea de qué era eso, nadie le había dicho nada al respecto nunca. Decía la pobre que estuvo varios días, hasta que mi madre lo descubrió, rezando por las noches y despidiéndose mentalmente de todos nosotros porque ella creía que se estaba muriendo.
Una pena, ¡qué tiempos aquellos de ignorancia! (hace de esto 47 años).
Me ha conmovido, al comparar las dos situaciones, la imagen de tu padre brindando por tu estreno-en aquel momento-como mujer.
En mi casa todo eso se callaba, era tabú hablar de esas cosas, y menos entre los hombres.
Afortunadamente ahora no es así por estos lugares, la comunicación entre padres e hijos es radicalmente diferente a aquella generación tan atrasada de la España profunda, religiosa y franquista.

Manuel dijo...

Vaya, menuda sorpresa me he llevado. Y yo que creí que aún no habías hecho la primera comunión...


Bienvenida al mundo de la mujer.

¡Qué cosas!

Manel Aljama dijo...

Soni

No sé si este texto intimista y prácticamente autobiográfico es anterior al de "Septiembre y mi primer amor". Lo que sí veo es que en prosa le das ese toque poético que suaviza las situaciones difíciles. ¿Será?

Una cosa es valorar el texto como texto y otra valorar el tema como tema. Como ya he opinado sobre el texto, ahora opino sobre el tema. Aquí durante muchos años fue tabú. Y dos tabúes tienen las mujeres, la primera menstruación y la virginidad. Para contrarrestar ese arrinconamiento ñoño y carca, nada mejor que en vez de "perder algo" se pasa a ganar algo: "ya es mujer".

Besos desde este lado
manel