5 mar. 2010

RASTRO INHIERTO

Te hago sufrir con tanto devaneo,
así ,es como me gusta provocarte,
y luego, sexy,absorbente, tomarte,
espuma del alba, en mi contorneo.


Para que me lleves, loca de ganas,
junto ,a los deseos de tu cintura,
por donde, diluía ,brota tu escritura,
hasta mi rosa que ,es como una grana,


ávida ,que se abre ante tu sol ígneo,
goloso ,como si fuese la mar,
de besos acuosos en un desierto.


Te hago sufrir, amor, en un trineo
de tarde, al tener el sol que marchar,
dejando en las pieles, su rastro inhiesto.

8 comentarios:

Manuel Montesinos dijo...

Sutileza, ternura, sensibilidad, apasionamiento es todo lo que he leído en tus letras.
Maravillosa forma de expresarte, Soni.

Mª Ángeles dijo...

Precioso poema, la verdad es que disfruto un monton cuando te visito, con tus letras tan sabiamente colocadas.
Me alegro de verte y espero que estés bien.

un abrazote enorme

RosaMaría dijo...

Qué vaivén, cuánta seducción. Preciosa y sensual poesía. Beso

Sonia Antonella dijo...

Manuel:
Amigo mío.Muchas gracias por tu comentario.

besitos
soni

esteban lob dijo...

En la medida, Sonia, que ese mar que mencionas no produzca tsunamis, todo será óptimo.

Un beso.

Marisol dijo...

La combinación de amor con pasión es lo que nos hace sexy :-)
Te dejo muchos saludos berlineses.
Bonitas tus letras. Un placer haber pasado por tu blog.

Sonia Antonella dijo...

Marisol:

Muchas gracias por tu comentario y tu presencia.

besitos
soni

Manel Aljama dijo...

La foto me gusta. Es lo que visto antes que el poema...

En este soneto desnudas la mantis (digo la amante), femenina, ardiente, deseosa y un poco (o mucho) cruel o tal vez sádica:
"me gusta provocarte"
"te hago sufrir"

Pero donde te luces es en las metáforas y en las comparaciones que son delicadas pero al mismo tiempo están llenas de sensualidad:
"... hasta mi rosa que, es como una grana
"besos acuosos en un desierto"
"sol ígneo"
"se abre"
Leerlo y por supuesto escucharlo en voz feminina y sugerente es algo que merece este poema.