4 abr. 2009

ANDA...

Anda, ¡ven! Hoy la magia del tiempo
no sabe de relojes; por ti se ha detenido.
Bebamos la luz de un mañana distinto.


¡Una hora! ¡Sólo una hora necesito!
Para decirte, tesoro mío, que tengo
a tu alma resguarda, alejada de olvidos.

Naufraga en el absurdo de las cosas perdidas.
Y que es aún embriagante licor de la mía.

8 comentarios:

Mª Ángeles dijo...

Bonito poema, me gusta esa frase de: "Naufraga en el absurdo de las cosas perdidas"... sugiere tanto
Saludos

Sonia Antonella dijo...

Mª Ángeles:
Gracias por tu comentario,que curioso,ese verso es el que más me hizo delirar...lo cambié una y mil veces...pues no lograba decir lo que quería hasta que me cansó y lo deje tal cual.
Y sí,es sugerente.


besitos

esteban lob dijo...

Naufragar en el absurdo de las cosas perdidas, es saludable si se reencuentran.

Cariños.

Sonia Antonella dijo...

Esteban:

Gracias por acercarte...cierto,vaya!Una interpretación,para mi verso incoherente.


besitos

Manel Aljama dijo...

Estoy de acuerdo con las opiniones vertidas
"Naufraga en el absurdo de las cosas perdidas" es una frase muy buena y sugerente.
Probablemente ya dices lo que querías decir.
Lo absurdo a veces, es un respiro ante la rigidez y la rutina y ese poema responde un poco a esa necesidad quizá. Al menos lo veo así pues "la magia del tiempo no sabe de relojes..."

Manel

Sonia Antonella dijo...

Manel Aljama:

jijiji,válgame! con el versito.

Muchas gracias por tu valiosísimo comentario.


besitos
Soni

Anónimo dijo...

Sonita:

Me causó una enorme sorpresa encontrar su blog.
Se lo tenía callado. Sus poemas, hermosísimos.


Saludos cordiales de un admirador.

Sonia Antonella dijo...

Ups!
Acepté tu comentario porque es "bonito" jejejej
Gracias anonimo!