29 jul. 2007

PECADO




  • De reflexión noche tras noche,
  • pensamientos, lacerados
  • de alegoría día a día.
  • -Carnosa fruta madura -
  • Que encuentro por donde mi mirada se fija.
  • De instinto aleteando por mi sexo pero...
  • ¡Oh! Pecado no tenerte junto a mí.

24 jul. 2007

CREPITÁNDOME

Crepitándome en la piel y los adentros,

como árbol tepú en llamas, queman tus besos,

voz ,latidos, anhelos,deseos.

Y todo mi cuerpo se prepara, amado

como un ávido y sediento tamarugo.

Entregándose, empalagoso y mimoso,

como la esterilizada lluvia a la tierra;

cuando jubilosas suben tus manos,

hasta el trapecio donde giran los miembros.

23 jul. 2007

DIBUJAMOS UN CORAZÓN CON TIZA

  • Aquella mañana había amanecido muy fría y húmeda cuando el metálico pájaro alado aterrizaba en el aeropuerto de la isla. Al mirar hacia el horizonte, cielo y mar parecía uno solo; en el gris acero del fondo, se perfilaban hombres gigantes, impresionantes y bellos. Daban la sensación de estar suspendidos en el aire.
  • Las embarcaciones de los pescadores, las gaviotas y otras aves marinas, le daban el toque mágico a este cuadro natural, que parecía un collage perfecto.
  • Faltaban cinco minutos para las siete de la mañana de aquel día. Al oeste, los primeros rayos de sol, empezaban a aparecer cambiando lentamente el color , del espectáculo del amanecer.
  • Y yo, yo te miraba ilusionada, barda , perpleja y enamorada, nada se podía comparar con la belleza de tus manos, aquietadas en mi trenza pelirroja, tu voz suave que me estremecía y la ternura que guardabas dentro del baúl de tus ojos al mirarme.
  • Era nuestro primer viaje, era mi primer despegue del nido materno, era estar atada a ti en plena libertad. Estábamos allí en el ombligo de la tierra (Te pito o te henua), iniciando una vida juntos.
  • Isla de Pascua es el lugar más apartado del mundo; los pascuenses tienen que hacer grandes viajes para encontrar otras tierras.
  • Dicen que los primeros navegantes que llegaron a esta isla solitaria en medio del océano lo hicieron antes que Colón. Cuando desembarcaron no construyeron grandes fortalezas, sino que hicieron figuras de piedras con forma humana (moais) , altas como torres y pesadas como vagones de tren. Todavía están repartidos y arrumbados por toda la isla.
  • Los hombres que realizaron estas magnificas obras son artistas ambiguos. Una vez que terminaron sus esculturas gigantescas dejaron sus herramientas a los pies de algunos sin terminar y se marcharon sin dejar rastros.
  • Allí en esa playa fragante de Anakena, de arenas blancas, bajo las palmeras y sobre gigantescas estatuas de piedras levantadas sobre tarimas ceremoniales (ahus) con el espíritu maori y Espíritu del Ariki, te entregué mis desvelos y juré amarte toda la vida.
  • Dibujamos un corazón con tiza en un moai, símbolo de nuestro amor, donde escribimos un tú y yo… que el tiempo caliginoso, la brisa del mar y la lluvia tropical se encargaron de borrar.
  • No así en nuestras vidas, donde, indeleble, permanece ese viejo, eterno corazón de tiza.
  • Moai mirando el horizonte en las playas de Anakena.(Isla de Pascua)

12 jul. 2007

LLUVIA

  • Recuerdo...
  • el simple sonido del agua
  • dilatada en mis ojos
  • entre la sutileza y la melancolía…
  • Quizás las olas lejanas claman
  • en un rompiente, y gotitas
  • se abandonan al pensamiento
  • melindroso de antifaces.
  • Recuerdo...
  • y el viento me grita
  • que estamos distantes
  • nadando en lo inconcluso.

QUIERO


  • Quiero…
    Aquietar tus íntimos deseos,
    Desnuda
    entre las sabanas del tiempo.
    Y latir seducida en tu corriente
    de altos ondeos azules e ignorados.

    Quiero…
    Te quedes laxo, subyugado
    con mis besos
    sempiternos y con palomas nuevas,
    al yacer conmigo en estos versos,
    en el oro de cada nueva alborada.

    Entonces...
  • es cuando te diré;eres mío, sólo mío
  • en este cuerpo de letanía desmayada..

7 jul. 2007

EL ESTUCHE DE MARIBEL

Anoche soñé que me encontraba al borde de un abismo. Abajo se veía el mar, una playa desierta, cuyo oleaje calmo parecía llamarme.
En el cielo limpio, con un intenso color turquesa, observé un punto en el firmamento que se acercaba a gran velocidad: una nube blanca como la espuma desde la que se descolgó un extraño personaje que fue a sentarse a mi lado. Nos miramos por un momento, sentí una cálida melancolía, como si sus ojos hubiesen podido ver, en los míos, toda mi existencia.
La campanilla del reloj ansioso hizo que despertara. De un brinco salté de la cama, descalza. Una chincheta pincho unos de mis pies. Pegué un grito y caí, por suerte, encima de la cama, golpeando de paso el velador en el que se encontraba el estuche de Maribel, con las fotografías gastadas que, la noche anterior, rebuscaba con la intención de fijarlas al álbum familiar, ayudada de un tubo pegamento.
En pijama me dirigí hacia la cocina con el álbum en mis manos, al tiempo que lo dejaba sobre la mesa, enchufé la cafetera.
Me dispuse a desayunar, una torrija con mermelada y café. Al echarle el endulzante, una de las pastillas fue a parar bajo del rodapié. Durante el desayuno, absorta en mis pensamientos y en el recuerdo de aquel sueño, ojeaba el álbum familiar.
Entonces ocurrió lo más increíble. Un destello surgió desde mi pecho y mi corazón latió apresuradamente al ver de nuevo aquellos ojos de mi sueño que se encontraron con los míos. Una inmensa alegría corrió por mis venas, al comprobar que estaban allí, en aquella vieja fotografía amarilla desgastada por el tiempo.
Me di cuenta que abrazaba con todas mis fuerzas aquel álbum familiar.
Cerré los ojos, y como una niña, me vi corriendo otra vez por aquella playa serena con él de mi mano.
Los ojos, aquellos ojos, eran los de mi padre muerto.

5 jul. 2007

¿VOLVERÁS MAÑANA?


  • No, no volverás
  • como regresan las golondrinas
  • en primavera, inventando mundos
  • de agua, cielo, tierra y fuego.
  • Te encerraste en tu propia jaula,
  • de sabio insensato y lógico.
  • Y te haz quedado sumido, derrotado,
  • en amargos abismos.
  • Arrastrando tus propias alas,
  • en excusas azoradas.
  • ¿Volverás mañana?
    No, no volverás ¿para qué?
    ¿Tiene algún sentido?
    Si tú…nunca me amaste…
  • Pintura: La espera de SusanaSánchez,Argentina

4 jul. 2007

ME ROBAS



  • Me robas
  • Tu presencia
  • Vagabunda del tiempo.
  • Me robas
  • Las noches
  • Pobladas de olvido.
  • Me robas
  • Un canto largo
  • Incansable de soledad.
  • Me robas
  • …y yo también,te robo.