5 mar. 2010

RASTRO INHIERTO

Te hago sufrir con tanto devaneo,
así ,es como me gusta provocarte,
y luego, sexy,absorbente, tomarte,
espuma del alba, en mi contorneo.


Para que me lleves, loca de ganas,
junto ,a los deseos de tu cintura,
por donde, diluía ,brota tu escritura,
hasta mi rosa que ,es como una grana,


ávida ,que se abre ante tu sol ígneo,
goloso ,como si fuese la mar,
de besos acuosos en un desierto.


Te hago sufrir, amor, en un trineo
de tarde, al tener el sol que marchar,
dejando en las pieles, su rastro inhiesto.