29 oct. 2008

RELATO INCONCLUSO

El apartamento

“¿Qué hacer?” Murmuró apenas estuvo sola. Reflexionó un momento y se dirigió hacia la ventana. El viento de septiembre agitaba las alturas de los árboles y levantaba por la carretera visible a través de la verja, un polvo blanco que se arremolinaba a pocos metros del suelo y parecía no posarse nunca. No había planta que resistiera este inmenso calor del desierto.

Dejó la cortina y fue a sentarse en un montículo de leña, junto a la jaula de los canarios, que antes, le había puesto agua fresca, alpiste y pepitas de morrón, para que cambien el color de sus plumas. Le habían dicho.

Había momentos en los que su vida le parecía un collar de abalorios, pesado de años, como detrimento de un ser vivo; como un doble que robaba su rostro, sus gestos, su voz. Abandonándose a la esperanza de nuevos días, fundados en los recuerdos, en la nostalgia…Se irritaba con esta especie de viaje a través del tiempo que se veía obligada a realizar. ¿Adónde la llevaba? ¿Hacia qué alegría? ¿Qué compensación le haría olvidar sus sueños?

Comprendía que nada podía ser modificado. Todo le hacía creer que terminaría su vida en aquella casa. A una de las habitaciones de esta casa la vendría a buscar la muerte, la muerte que ella no quería, y que la arrancaría de una vida que ella adoraba.Los dos cajones de flores que estaban frente a frente, en un rincón del patio, no eran ahora sino un altozano de tierra abriéndose al sol con olorosas fresias amarillas y fucsias recién germinadas.

¿Y el gallo? ¿Y los perros?... ¡y el conejo…! ¿Y el pobre pigue? su gato regalón, ¡Y el canario!... ¡ays! ¿Y su único árbol? Aquel que plantó al fondo del patio, donde ella se refugia a descansar y a esperar las estaciones del año… Hoy, justamente hoy, se han posado sobre una de sus ramas un par de golondrinas, y quién sabe a dónde van o de dónde vienen.

El arancel no era cosa de regodearse. El nuevo apartamento tiene buena ubicación, una hermosa vista al mar, estacionamiento, y piscina. Se requería un alma más fuerte que la suya para sostener sus paredes.Por muy imperiosa que pareciera, por mucho que impresionara al guapo de su marido con su dureza de carácter, era en realidad débil, más débil que aquellos a los que tanto imponía.Sólo le quedaba preconizar tan buena elección…

21 oct. 2008

COMO ALBAS MARIPOSAS

Como albas mariposas, tus manos
efusivas , suaves rozan mis cabellos,
y bajan versadas como un lamento
apasionado, por los frutos de mis pechos.


Hasta llegar sutilmente y sin rémoras,
a la rosa sudorosa de mi ombligo,
alojando, en mi pubis, un coral de fuego,
donde se aprisiona liquida, mí locura.


Como albas mariposas, tus manos;
se enlazan ,con la tibieza de las mías.
Para posarse coquetas ,sabias, en mi flor
que busca _desesperada _la calma .

19 oct. 2008

CON TU CORAZÓN EN LA MANO...


Al saber que te perdía, desgarré sin piedad
las vestiduras de este atropellado amor,
se me heló la sangre invadida por las tinieblas,
y derramé lágrimas, por mis pupilas huecas.

En vano se me fue el corazón tras la razón,
como las madrugadas soñadas en un bolsillo,
como los pensamientos nítidos tras del sol,
y como aquellos pasos huyen ansiosos.

¡Antes que el tiempo se pase deprisa!

Sincronizados a tu corazón, dúo primoroso,
con las maletas repletas de suaves besos,
por caminos pedregosos y trenes inciertos,
de corrientes fatuas equivocando el destino.

16 oct. 2008

TROPIEZOS EN EL ALMA

"Los que están siempre de vuelta de todo, son los que no han ido nunca a ninguna parte "Antonio Machado.



Custodié,
los secretos de tu cuerpo
suspicaz,
en los confines del cielo.

y tu alma y la mía,
peregrinas,
en un homogéneo vuelo
se sucedieron,
de suaves latidos,
atizando los deseos
embriagados y seguros .

Cuando nos tropezamos
no videntes,con los bosques
álgidos y tórridos,
en las efigies,
del tablado de la vida.

9 oct. 2008

A MI PESAR..

Haciéndome poetastro, a mí pesar
hilvano, el día a día de mi alma,
en circunspectas catedrales
como si fuesen cuentas de espuma,
en medio de la gran pestaña azul.

Contemplando al sol, un sol callado...
¡Renaciéndome entera, en mis islas!


Y en mis vergeles de oraciones,
a veces ,disfrazadas e inconclusas,
a veces, lastimadas y desnudas,
con el corazón henchido,completo,
en medio de los ojos de las letras.

7 oct. 2008

ESTA LOCURA QUE NO TERMINA…


Para quemarme en tu fuego
tendrás que escribir mi nombre,
en el libro de mi piel, que se inicia
ante tus ansias milenarias.

Gozándome cual poseso,
como el mar a la neblina
recorrerás mis territorios
de norte a sur con tus besos.

Y como una flor de amanecida,
cápsula mimosa y erguida,
perdida en tus ojos de cielo,
me abriré con tu sol, humedecida.

Y la sangre en mis venas,
explosionará ante esta locura,
¡Qué no termina!.. ¡No termina!
Ni este goce de saberte mío.

Cuando te entregas sin resabios,
al ritual de nuestros cuerpos;
amándonos tan vivamente,
desde el pensamiento certero.

3 oct. 2008

EL VIEJO DEL RINCÒN

En polvo vivo, de polvo moriré asfixiado; entre hojas de gastados e inservibles folios, agobiado por polillas y días iguales, con las larvas de la gente intoxicando mis venas. Soy un oscuro librero viejo en un rincón, lleno de soledad y melancolía.