21 nov. 2007

DESDE MI VENTANA

Desde mi ventana observo a una mañana gris. Estoy como el día ... triste.
Es un día como todos los días, que pasan gráciles. Y que me vencen. No me doy cuenta que hoy no hice nada diferente. Para mi todos los días son iguales. Ya se fueron, creo, mis sueños y mis ilusiones en borrascas, que no se aquietan hasta que se anuncia la farota nostalgia.
Todo es como una cadena cimbreante bajo las cataratas que de negra azulea. Todo es para el invierno que se enmudece por la cercana y tibia primavera.
Siempre viví casi sola. Con una familia que cuidar y permanecer con ella. Constantemente me hice esta pregunta ... ¿y yo?
Nunca nadie me pregunta cómo estoy, qué me duele o qué anhelo. Sé que a todos les sirvo, pero no se preocupan de mí.
La vida pasa y no tengo nada ... o quizás tengo mucho.
Puedo escribirte, para contarte que tengo un amor herméticamente escondido ... o que mis sueños, a veces, toman forma de atrabiliarios espectros y no se lo dije a nadie, porque son ¡míos!. Y me encienden como luciérnagas en el anochecer, y me pintan el cuerpo entero cuando le veo. Y que al percibirlo, me quedo paralizada ... se me caen las cosas de las manos ... me siento suspendida en el aire.

Un angelito me aprisiona con el agitar de sus alas.
Soy una mujer madura, ya pasé el medio siglo. Y no sé por qué es, pero no hay nadie que supere lo que él me hace sentir.
Pienso que es para siempre, lo querré toda mi vida y, si no es acá, sé que en otro lugar, en otra vida ... tal vez pueda estar con él.
Nos vemos todos los días por casualidad, me saluda de una forma locuaz ... ¡ como si supiera !.
Y eso alimenta mis ilusiones adormecidas. Y mi amor se convierte en brillos y temblores, en música perpetua.
Me conformo con amarlo en silencio, no espero nada.

¡Total! La vida se va, desaparece todos los días un poco.
¡Sólo Dios sabe!. Quizás lo arranque y lo corte de raíz de mi corazón y comience a ser otra persona.
Desde mi ventana observo como languidece la tarde. Y el sol se abrasa. Y hace que el horizonte se vea, como gemas verde azuladas ... y se diluye en el contubernio del mar. ____________________________________________

    No hay comentarios: